Alcachofa, la flor del invierno

Comparte este contenido:

Poco a poco nos vamos acercando a la estación invernal y en nuestras tiendas empiezan a hacer acto de presencia diversas frutas y verduras propias de esta época. Entre ellas destaca la alcachofa.

 

Una verdura con historia

Propia de climas cálidos la “Cynara scolymus” ya fue mencionada por el romano Plinio el viejo en su historia natural. Pero la denominación con la que la conocemos en la actualidad, alcachofa, se la debemos a los árabes que vendría a significar “palo de espinas”, término muy descriptivo del aspecto de la planta de la alcachofa.
Dicen que Catalina de Medicis, esposa de Enrique II de Francia, era consumidora incansable de alcachofas, entre otras razones, por las propiedades afrodisiacas que se atribuían, a esta verdura, en aquellos tiempos.

 

Composición de la alcachofa

Si nos atenemos a su composición esta planta destaca por la gran presencia de agua, seguida de hidratos de carbono, el nutriente más abundante, en forma de fibra (inulina).

Entre los minerales el mineral más abundante es el potasio, aunque también destaca como una de las hortalizas con mayor contenido en magnesio, fósforo y calcio.

Una sustancia que destaca en esta planta es la cinarina, un componente muy apreciado en el mundo de los complementos alimenticios como podemos ver en nuestro curso de especialización en complementos.

 

Beneficios de la alcachofa

La cinarina es muy utilizada dentro del mundo de los complementos alimenticios por sus propiedades depurativas. Esta sustancia tiene propiedades coleréticas y colagogas. Esto quiere decir que estimula la producción de bilis en el hígado y facilita su vaciado en la vesícula biliar, lo que favorece la digestión de las grasas.

El potasio es un mineral necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal.

El magnesio se relaciona con el funcionamiento de nervios y músculos, forma parte de huesos y dientes, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante.
La fibra, abundante en las alcachofas, favorece el tránsito intestinal.

Si a los beneficios anteriormente señalados añadimos, así mismo, que esta planta apenas tiene grasas en su composición, es fácil de entender que se emplee tanto como depurativo como en procesos de pérdida de peso.

 

En conclusión

Como solemos aconsejar a las personas que acuden a nuestro servicio de dietista online, nuestra dieta tiene que ser equilibrada, variada y basada (siempre que se pueda) en alimentos de temporada.

La alcachofa es un vegetal con muchos beneficios para aquellas personas que quieren cuidar su peso o que tienen ciertos problemas digestivos.

Lo mejor es adquirir el producto en fresco y cocinarlo a nuestro gusto, pero si esto no es posible por falta de tiempo, tenemos la posibilidad de adquirirlos en formatos que nos ahorran toda la parte de limpieza del producto (que suele ser la más pesada).

 

Bibliografía
https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-uso-farmaceutico-hojas-alcachofa-13053415

Síguenos y estarás al día de nuestras publicaciones:

Fuente imagen: Pexels – Andie

 

 

Publicado el 23 noviembre 2021 en Aizea, Nutrición

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al enviar el comentario, acepto la Política de privacidad y las condiciones del Aviso legal de Aizea.es.

Back to Top