La canela, esa valiosa especia

ramas de canela
Comparte este contenido:

 

Es uno de los condimentos más apreciados, sobre todo en el mundo de la repostería. Pero además de otorgar un sabor agradable a las recetas, la canela tiene una serie de propiedades beneficiosas para nuestro organismo. Estimada desde la antigüedad, su lejano origen de producción (para el mercado europeo) provocó que en otras épocas alcanzara precios muy altos.

 

Un poco de historia

Parece que el origen de la canela debe situarse en el sudeste asiático (en la franja que va desde el sur de China hasta Sri Lanka). Introducida en la cuenca mediterránea por los fenicios, era bien conocida y apreciada tanto por los griegos como por los romanos dándoles estos últimos el nombre de Cinnamomum, por el que es conocido a nivel botánico.

Tras la expansión musulmana por el mediterráneo y el control por parte de estos de las rutas asiáticas, especias como la canela llegaron a alcanzar precios muy altos en la Europa Medieval y Moderna. No es de extrañar que en la Edad Moderna, un país como Portugal (de gran tradición marinera) se lanzara a explorar una ruta, que bordeando el continente africano, llegara a las legendarias islas de las Molucas, ricas en especias (de hecho también se las conoce por el nombre de las islas de las especias) y que uno de sus principales objetivos fuera la adquisición de canela para el mercado europeo.

 

Obtención de la canela

Los árboles de la canela suelen crecer en forma de arbustos que alcanzan unos 3 metros de altitud. De las diferentes partes de la planta, la más valiosa es la corteza interior de las ramas que se aflojan y pelan con cuidado para, posteriormente, dejarse a secar a la sombre durante varios días. Esta corteza seca, en última instancia, se blanquea y se corta en barritas para ser comercializada en las famosas barritas de canela.

 

Propiedades de la canela

Además de su intenso sabor y aroma esta planta tiene una serie de vitaminas y minerales muy interesantes para nuestro organismo:

– Fibra: la canela es una alimento rico en fibra por lo que resulta útil para mejorar el tránsito intestinal y controlar los niveles de glucosa y colesterol en sangre.

– Calcio: también es elevado su aporte en calcio, un mineral muy importante para la formación y mantenimiento de nuestros huesos.

– Hierro: la canela también presenta una cantidad apreciable de este mineral que ayuda en casos de anemia ferropénica y facilita la distribución del oxigeno a los músculos.

– Problemas digestivos: desde la antigüedad se ha utilizado la canela para aliviar el dolor de estómago así como en el caso de flatulencias.

– Control de la diabetes tipo 2: hay estudios científicos que vinculan su consumo a una mejora captación de la glucosa por parte de las células aumentando la sensibilidad de la insulina por lo que ayuda a controlar los niveles de glucosa en sangre.

 

En conclusión

Aunque la canela no tiene el valor económico que tuvo en otras épocas, sigue conservando un gran valor en términos organolépticos y de propiedades saludables para nuestro organismo.

Estas propiedades la hacen muy indicada como sustitutivo del azúcar para aquellas problemas que deban moderar su consumo.

Su versatilidad hace que podamos utilizarla en diferentes tipos de preparaciones; postres, cafés, infusiones…etc.

 

Bibliografía
http://www.dsalud.com/index.php?pagina=articulo&c=245
http://ajcn.nutrition.org/content/85/6/1552.abstract (Artículo publicado en The American Journal of Clinical Nutrition)

 

Síguenos y estarás al día de nuestras publicaciones:

Fuente imagen: Pixabay – Ulleo

 

Publicado el 24 mayo 2022 en Aizea, Nutrición

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al enviar el comentario, acepto la Política de privacidad y las condiciones del Aviso legal de Aizea.es.

Back to Top