Licopeno y verano

Comparte este contenido:

Con la llegada del verano nuestra exposición a la acción del sol aumenta; los días son más largos, es la época del año donde se acumulan los días de fiesta que aprovechamos para disfrutar al aire libre…
Aunque la exposición al sol tiene efectos beneficiosos para nuestro organismo (como la síntesis de la Vitamina D) una sobrexposición provoca efectos negativos para nuestro cuerpo.

 

Exposición al sol y radicales libres

De todos es conocido que una exposición no controlada al sol (tanto en tiempo como en la no aplicación de cremas) pueden producir las famosas quemaduras solares. Lo que no es tan conocido es que una sobrexposición a los rayos UVA es uno de los principales motivos que originan la aparición de radicales libres.

Una proliferación de radicales libres puede llevar al denominado estrés oxidativo, que produce diversos cambios dentro de las células que aceleran su envejecimiento y favorecen la muerte celular.

En el caso antes citado de la piel puede provocar lesiones como la hiperpigmentación (oscurecimiento de la piel) y el fotoenvejecimiento (envejecimiento prematuro de la piel causado por el sol).

 

Licopeno y beneficios

El licopeno es una sustancia química presente de manera natural en frutas y verduras (produce esos vivos colores rojos). Aparte de esa tonalidad, lo interesante del licopeno es que tiene propiedades antioxidantes y puede ayudar a nuestro organismo en el control de los radicales libres (evitando que se produzca el mencionado estrés oxidativo).

 

Alimentos ricos en licopeno

La naturaleza es sabia y precisamente en esta época del año nos ofrece una serie de alimentos que pueden ayudar a contrarrestar los efectos dañinos del sol.

La sandía: esta refrescante es rica en licopeno y también aporta nutrientes como la Vitamina A y la Vitamina C.

El tomate: curiosamente en este caso absorbemos mejor el licopeno cuando el tomate se encuentra procesado (cocido o en forma de salsa). Si queremos consumir el tomate en crudo y aumentar su absorción debemos añadir un poco de aceite de oliva virgen extra. El licopeno es liposoluble y un cierto aporte de grasa mejora su biodisponibilidad.

Las cerezas: no aportan tanta cantidad de licopeno como el tomate, pero a cambio aportan muchos nutrientes (Vitamina A, Vitamina C, calcio, potasio, magnesio). Todo ello con muy pocas calorías.

Albaricoques: otra fruta que nos ofrece esta sustancia y que además aporta fibra, agua y pocos hidratos de carbono.

 

En conclusión

Tomar el sol en su justa medida es necesario para nuestro organismo ya que por su mediación nuestro organismo produce Vitamina D.

Un exceso de exposición al sol puede acarrear efectos dañinos para nuestra piel por la acción de los radicales libres.

Es bueno en esta época incorporar a nuestra dieta habitual alimentos ricos en licopeno que ayudan a nuestro organismo a mantener bajo control a los radicales libres.

 

Síguenos y estarás al día de nuestras publicaciones:

Fuente imagen: Pexels – Elaine Bernadine Castro

Publicado el 21 junio 2022 en Aizea, Nutrición

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al enviar el comentario, acepto la Política de privacidad y las condiciones del Aviso legal de Aizea.es.

Back to Top