Barrigas grandes sin sobrepeso

Comparte este contenido:

La distensión abdominal o hinchazón de estómago puede estar provocada por diferentes causas (normalmente asociadas a un problema digestivo que se suele solucionar con un cambio de alimentación) y ocasiona una sensación de mal estar permanente para muchas personas. Las mujeres son las que más lo padecen, pero no es exclusivo del sexo femenino.

 

No es lo mismo una barriga grande que una barriga hinchada

Debemos diferenciar la barriga hinchada de una barriga grande. No podemos decir que tenemos la barriga simplemente hinchada cuando llevamos años sin hacer ejercicio físico y llevando a cabo una alimentación poco saludable. Una barriga hinchada es aquella que en ocasiones está más hinchada de lo normal (por la tarde, después de comer…) pero también ocurre que esta hinchazón es permanente.

 

Distensión abdominal y alimentación

Existen diversas causas para la distensión abdominal pero a continuación, vamos a tratar aquellas que más tienen que ver con la alimentación.

– Intolerancias alimentarias: algunas personas no son capaces de digerir ciertos componentes de los alimentos como la lactosa, fructosa, sorbitol, gluten, etc. Como consecuencia estos siguen su camino por el intestino y son el alimento de diferentes bacterias intestinales provocando dolor abdominal, diarreas y gases.

– Enfermedades intestinales como el síndrome del intestino irritable y la Enfermedad de Crohn: se produce una alteración en la digestión. El tracto digestivo no termina de hacer su función, impidiendo que las heces y todo el material tóxico salga al. Eso hace que se inflame tu barriga, porque el intestino está lleno. La hinchazón viene acompañada de dolor o cambios en el ritmo intestinal.

Solución: consultar con un médico especialista que te haga las pruebas pertinentes para verificar la intolerancia. También ponerte en manos de un dietista -nutricionista para eliminar ciertos alimentos de tu dieta y no padecer déficits nutricionales.

 

– Tránsito intestinal lento: normalmente asociado a aquellas personas que padecen estreñimiento. Cuando no evacuamos de forma adecuada el abdomen además de heces acumula gases y agua.

Solución: incluir en la dieta alimentos rico en fibra como cereales integrales, legumbres, frutas y verduras. Asegurar 1,5-2 litros de agua al día.

 

– Alimentos y actitudes que favorecen la aparición de gases: aunque los alimentos ultraprocesados suelen provocar hinchazón, lo cierto es que existen otros muchos que son muy saludables y que también provocan molestias digestivas en algunas personas.

Solución: evitar el consumo de verduras flatulentas (col, coliflor, brócoli, alcachofas, pimientos…), pan caliente, pasta o legumbres al dente, edulcorantes artificiales (manitol, sorbitol, xilitol), bebidas alcohólicas y con gas (refrescos, agua con gas…) y procurar tomar las legumbres sin piel o por el pasapurés (cremas, purés, hummus…). Es importante no hacer comidas copiosas y ricas en grasas. Comer despacio, masticar bien y con la boca cerrada, evitar hablar mientras comemos y no beber con pajita o tomar sorbos de la superficie de una bebida caliente también ayudarán a mejorar.

 

– Estrés: la hinchazón aparece únicamente en la zona del diafragma y en la zona umbilical. Suele ir asociado con problemas digestivos y de insomnio.

Solución: realizar técnicas de relajación y practicar actividades como el pilates o el yoga, dormir un mínimo de siete horas diarias Desde el punto de vista de la alimentación sería conveniente añadir a nuestra dieta alimentos ricos en triptófano como las almendras, pescado (principalmente pescado azul), carnes blancas, huevo (principalmente la yema), frutas como la piña y verduras de hoja verde. También sería oportuno evitar el consumo de bebidas excitantes.

 

Conclusiones

Las causas que pueden provocar un vientre hinchado no son las mismas para todos, lo importante es identificar el motivo y tomar las medidas adecuadas para evitarlo. Como hemos visto puede ser un síntoma de alguna enfermedad o intolerancia, ser una consecuencia de digestiones pesadas o lentas o deberse al estilo de vida de algunas personas.

Mantener una dieta saludable y tener buenos hábitos es fundamental para gozar de un buen estado de salud. No debemos olvidar que si tenemos una vida sedentaria y una mala rutina alimentaria nuestra barriga no estará hinchada, nuestra barriga probablemente tendrá un exceso de grasa.

 

Bibliografía
https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003123.htm.
https://www.ideal.es/sociedad/salud/alimentos-hinchan-barriga-20180720165736-nt.html

 

Síguenos y estarás al día de nuestras publicaciones:

Fuente imagen: Pixabay – Tumisu

Publicado el 26 marzo 2019 en Aizea, Nutrición

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al enviar el comentario, acepto la Política de privacidad y las condiciones del Aviso legal de Aizea.es.

Back to Top