Azúcar blanco, moreno y panela

Comparte este contenido:

Es cada vez más habitual que cuando acudimos a un establecimiento de hostelería y pedimos un café o una infusión, nos ofrezcan distintos tipos de edulcorantes (azúcar blanco, sacarina, azúcar moreno…etc).

Si bien tenemos claro la diferencia que hay entre el azúcar blanco y la sacarina, por ejemplo, no pasa lo mismo entre el azúcar moreno y la panela. Solemos elegir estas dos últimas como opciones más saludables frente al azúcar blanco, pero muchas personas las consideran similares e incluso algunas creen que son lo mismo.

 

¿Son la panela y el azúcar moreno similares?

La panela es un producto que se obtiene a partir de la caña de azúcar mediante la extracción de su jugo, que es filtrado y sometido a ebullición para eliminar impurezas. Esta cocción a altas temperaturas produce una melaza de color marrón y de textura densa, que es depositada en moldes donde se seca y solidifica.

En el caso del azúcar moreno se produce mediante la adición de melaza al azúcar blanco refinado. El azúcar blanco pasa por diferentes procesos de refinamiento que provocan la desaparición de la mayoría de micronutrientes.

 

¿Es mejor la panela que el azúcar moreno?

A nivel nutricional existen diferencias derivadas de su proceso de fabricación. La panela conserva una serie de vitaminas y minerales que los otros tipos de azúcar apenas contienen debido a los procesos de refinamiento que han sufrido.

Entre las vitaminas que la panela contiene podemos destacar la Vitamina C y la Vitamina E. En el caso de los minerales podemos mencionar el hierro, el calcio y el magnesio (dos minerales que nuestro sistema nervioso utiliza), el potasio (para nuestro sistema muscular) y el fósforo (para nuestro sistema articular).

 

¿Es la panela saludable?

Aunque de lo anterior podemos deducir que la panela ofrece una opción más nutritiva que el azúcar blanco o el moreno, no podemos dejar pasar una característica común a todos ellos; todos aportan sacarosa.

La sacarosa, como vimos en nuestro artículo “a vueltas con el azúcar”, es un tipo de hidrato de carbono (de los conocidos como de “absorción rápida”) que proporciona al organismo energía (en concreto 4 Kcal por gramo) casi de forma inmediata (por ello es muy apreciado por los deportistas).

Aunque hemos visto que la panela tiene más vitaminas y minerales que los azúcares refinados no por ello deja de ser un azúcar y como tal lo debemos considerar. Un exceso en su consumo puede ser nocivo para nuestra salud. De hecho, la OMS aconseja una ingesta de 25 gramos de azúcar al día.

 

En conclusión

Como se ha podido ver existe una diferencia apreciable entre el azúcar blanco, el moreno y la panela a nivel nutricional.

Aunque la panela conserva vitaminas y minerales que los otros azúcares no tienen, su cantidad es muy reducida y no compensa su mayor consumo con los problemas que puede acarrearnos a nivel de salud.

El consumo de panela puede ser una buena opción frente a otro tipo de azúcares, siempre y cuando tengamos claro que lo debemos tratar como un azúcar (necesario para cierto tipo de funciones que nuestro organismo precisa pero en su dosis adecuada).

 

Síguenos y estarás al día de nuestras publicaciones:

Fuente imagen: Pixabay – Kaboompics

 

Publicado el 8 junio 2021 en Aizea, Nutrición

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al enviar el comentario, acepto la Política de privacidad y las condiciones del Aviso legal de Aizea.es.

Back to Top