Reduce el desperdicio alimentario

Comparte este contenido:

La situación actual que estamos viviendo ha llevado a muchas personas probablemente a comprar más comida de lo habitual por un miedo al debastecimiento de alimentos y artículos de primera necesidad. En consecuencia, esto puede dar lugar a generar mayores desperdicios alimentarios.

En el presente artículo, desde Aizea queremos aportar nuestro granito de arena y ayudar a los consumidores a reducir el desperdicio alimentario, mediante acciones que contribuyan a ello y facilitando ideas de aprovechamiento de alimentos en la cocina.

 

Acciones para reducir el desperdicio de alimentos

Planificar previamente lo que se va a comer y ceñirse a comprar los alimentos que aparezcan en la lista de la compra.

Priorizar recetas sencillas con alimentos fácilmente disponibles en los supermercados: arroz, legumbres, aves, huevos, verduras variadas… No es el mejor momento para andar buscando ingredientes extravagante o imposibles.

Congelar alimentos perecederos como carnes, pescados y mariscos en porciones individuales, para que de esta forma en el momento que se requieran se puedan descongelar más rápidamente.

– Siempre que sea posible congelar las raciones de comida sobrantes de forma individual (para una persona). Es más fácil recurrir a ellas en un momento dado teniendo en cuenta que hay ración para uno que no saber para cuantas personas corresponde la cantidad de comida que hay.

– En la cocina, priorizar aquellos productos que están apunto de caducar o ponerse malos. Ponerlos en la parte de delante de la baldas del frigorífico para tenerlo en cuenta.

 

¿Que ideas de platos podemos hacer con los ingredientes que nos sobran?

1. Arroces, pastas y legumbres ya cocinados

– Hacer una ensalada de pasta, arroz o legumbres con hortalizas crudas para el día siguiente.

– Hacer una fritada de pasta y verduras: añadir a la pasta y a las verduras huevos batidos para crear una especie de tortilla.

– Hacer patés de legumbres caseros.

2. Pan duro

– Hacer gazpacho y sopas de ajo.

– Tostarlo o dorarlo en aceite y ponerlo como picatostes en ensaladas, cremas o sopas.

– Hacer migas de pan.

3. Verduras

– Utilizarlas en revueltos o tortillas.

– Aprovecharlas para hacer empanadillas rellenas, cocas saladas con verduras o croquetas de verduras.

– Saltearlas con pasta, legumbres o arroz.

– Utilizarlas como relleno de canelones o lasañas.

4. Frutas

– Hacer compotas y mermeladas caseras.

– Hacer batidos caseros y Macedonias variadas

– Añadirlas al yogur o a una tostada de pan.

– Hacer helados.

5. Carnes cocinadas

– Aprovecharlas para el rellenos de canelones, croquetas o lasaña.

– Añadirlas a una salsa de tomate y tomarlas así o incluirlas en una pasta o arroz al día siguiente.

– Incluirlas en un “bocadillo de carne desmigada con salsa de tomate”.

– Aprovecharlas para haver albóndigas o hamburguesas caseras.

6. Pescados cocinados

– Utilizarlos en ensalada estilo salpicón.

– Mezclarlos con mayores y huevo duro picado y servir como montaditos o canelones fríos.

– Hacer salsas de pescado con un poco de nata o tomate.

– Hacer un pudín de pescado pasándolo por la batidora con huevos, migas de pan, leche y tomate frito. Después volver la mezcla en un molde, pasarlo por el baño de maría y meterlo al horno.

– Aprovecharlas para haver albóndigas o hamburguesas caseras.

7. Leche, nata o bebidas vegetales

– Utilizarlos para espesar purés o cremas de verduras.

– Hacer alguna salsa ligera o una bechamel.

– Añadirlos a algún salteado de verduras para aportar sabor y cremosidad.

 

En conclusión

Esperamos haberos ayudado con estos consejos e ideas… y ahora solo queda lo más importante… darle forma a estas recetas, pasarlo bien cocinando en familia, poner en práctica las acciones descritas y aportar nuestro granito de arena en el cuidado al planeta reduciendo el desperdicio alimentario.

Puedes compartir el artículo a tu circulo más cercano y así seremos más las personas unidas en esta causa.

 

Síguenos y estarás al día de nuestras publicaciones:

Fuente imagen: Pixabay – Laterjay

Publicado el 5 mayo 2020 en Aizea, Seguridad alimentaria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al enviar el comentario, acepto la Política de privacidad y las condiciones del Aviso legal de Aizea.es.

Back to Top