Nutrición y consecuencias de la Covid19

Comparte este contenido:

El pasado viernes 26 de febrero Aizea asistió a las Jornadas de Actualización en Nutrición que organiza la Universidad de Navarra. Este año, como no, el lema de las jornadas era “Reinventarse en tiempos de Covid”.

La pandemia mundial que estamos viviendo ha supuesto un antes y un después para todos y ha afectado también a las diferentes profesiones laborales; en este caso hablamos del Dietista- Nutricionista. “ Nos hemos tenido que reinventar y buscar nuevas salidas y oportunidades dentro de nuestro ámbito de trabajo” afirmaban los ponentes de la primera mesa redonda que trataba sobre la consulta dietética.

 

Consulta nutricional on-line ¿Ha venido para quedarse?

La consulta online fue uno de los temas abordados por los compañeros Dietistas-Nutricionistas. “Hemos tenido que adaptar nuevas metodologías para sentirnos cerca de los pacientes y tratar de convencerles de que los objetivos y las metas que primaban en la consulta presencial pueden llegar a dar los mismos resultados en la consulta online”.

No ha sido tarea fácil, puesto que alguno de ellos comentaba que su perfil de paciente (mujer mayor con pocos conocimientos informáticos) no era capaz ni quería tener consulta de forma online. Por otro lado, comentaba otra compañera que sí veía ventajas en cuanto al servicio online, y que había llegado para quedarse. Destacaba que los pacientes en ocasiones estaban más relajados en su entorno, en su casa, y que de esta forma se podía llegar mucha más gente de toda España o incluso de otras partes del mundo si dominas diferentes lenguas.

 

Gran trabajo de adaptación de las empresas de colectividades

Otro de los campos abordados fueron las colectividades, un sector muy tocado tras la crisis del covid. “De la noche a la mañana se cerraron todos los centros escolares con el respectivo comedor escolar y cientos de personas fueron al ERTE con un futuro muy incierto por delante” comentaba una de las ponentes.
Estuvieron meses parados, hasta la llegada de la vuelta al colegio donde tuvieron que adaptarse a las nuevas normas y trabajar duro para reabrir en las mejores condiciones posibles y dar el mejor servicio a los niños. Afirmaban que temas como la sostenibilidad y la presencia de producto ecológico en los menús, actividades sobre hábitos alimentarios saludables, desperdicio alimentario… quedaron en un segundo plano durante un tiempo, pero que ahora ya empezada todo a rodar de nuevo.

Cabe destacar que el sector de las colectividades (en este caso se habló principalmente de centros escolares, pero también se incluye el sector de la hostelería, centros de residencias de mayores…) ya tenía mucho aprendizaje ganado, puesto que a todos ellos se les exige desde antes un sistema de calidad para garantizar la seguridad alimentaria: Sistema APPCC.

 

Estrategias nutricionales para pacientes del Covid19

Por otro lado, tuvimos la oportunidad de asistir a un show cooking protagonizado por la Unidad de Dietética de La Clínica Universitaria de Navarra y la jefa de cocina de la misma, que abordaba estrategias nutricionales para pacientes que han padecido el Covid19 y manifiestan pérdida de apetito.
Nos ofrecieron diferentes opciones de primer plato, segundo plato y postre. El objetivo de estas recetas era mejorar la apetencia por la comida en pacientes con pérdida de gusto y olfato como consecuencia del Covid 19. Entre las estrategias a destacar:

Jugar con los sabores, teniendo en cuenta que el sabor dulce es uno de los primeros que se recupera después del covid.

Jugar con las texturas: adaptándolas a las necesidades de cada tipo de paciente (frutos secos picados, salsas con diferentes espesores, carnes blandas o picadas, platos fríos que les resultan más apetecibles y fáciles de comer, legumbres en hummus (son interesantes nutricionalmente y ya que estas pueden ocasionar molestias gástricas, este tipo de textura puede resultar más interesante y atractivo que quizá un clásico puré de legumbre)).

Aumentar aporte calórico de los platos: preparaciones en tempura, enriquecer postres con proteína, añadir maicena a las salsas, enriquecer platos con frutos secos… También sería interesante señalar que el tratamiento con corticoides produce glucemias muy altas, por tanto, los azúcares simples habría que reducirlos o sustituirlos en las dietas para pacientes con Covid.

El olor de las comidas también es importante, por tanto, también sería conveniente tenerlo en cuenta a la hora de preparar los platos para pacientes con náuseas o vómitos, sabiendo que los platos calientes deprenden más olor y ciertos alimentos como las crucíferas, pescado azul cocinado… también.

– Uno de los síntomas más característicos de los pacientes con Covid es la astenia o disnea: para ello lo mejor es preparar platos de fácil masticación, que no requiera mucho esfuerzo comerlos, con poca cantidad de producto y alta densidad nutricional.

 

Teniendo más tiempo nos alimentamos mejor

En las Jornadas se habló de los cambios de hábitos asociados a la pandemia. Los investigadores dedicados al mundo de la alimentación y la nutrición han seguido haciendo su trabajo en tiempos de pandemia y gracias a ello nació el Proyecto Covidiet que estudia el comportamiento alimentario de la población española durante el confinamiento. Este estudio también se ha llevado a cabo en otros países y está a la espera de resultados.

La principal conclusión al proyecto fue la mejor adaptación al patrón alimentario de Dieta Mediterránea: posiblemente porque los encuestados (se escogieron rangos de diferentes edades) tuvieron más tiempo para cocinar y planificar menús más variados y equilibrados.

 

Importancia de la Vitamina D

También se habló de que en los últimos años, las investigaciones han asociado el déficit de vitamina D con el riesgo de sufrir cáncer de próstata, mama y colon, con enfermedades cardiovasculares y con problemas del sistema inmunitario.

En el estudio ENIDE llevado acabo en 2016, al comparar con las IDRs españolas de vitamina D se comprobó que no se alcanzaban los niveles de referencia, especialmente para los tramos de edad más avanzados, en concreto en mujeres entre 45 y 64 años donde solo se observaban ingestas del 19% de la IDRs. La conclusión fue que la población española tiene ingestas deficitarias de vitamina D.

En relación al Covid se ha visto que la vitamina D apoya la producción de péptidos antimicrobianos en el epitelio respiratorio y ayuda a reducir la respuesta inflamatoria a la infección. Por tanto, sería conveniente valorar la complementación de vitamina D si no se llega a los requerimientos diarios recomendados a través de la alimentación y la exposición al sol.

 

Conclusiones

Los profesionales la nutrición se han tenido que reinventar y adaptar a la “ nueva normalidad” a través de consultas vía online y nuevos métodos para ayudar y ganar confianza con el paciente desde la distancia.

Las empresas de colectividades han trabajado muy duro para adaptarse a las nuevas normas y reabrir en las mejores condiciones para dar el mejor servició garantizado la seguridad y calidad alimentaria.

Para mejor la apetencia a la comida de los pacientes con covid con pérdida de gusto y olfato de han desarrollado diferentes estrategias nutricionales: como la adaptación de texturas para pacientes con disfagia, el aumento del aporte calórico en los platos… entre otros.

El patrón alimentario de Dieta Mediterránea es el que más ha seguido la población española durante el confinamiento.

Unos niveles adecuados de vitamina D influyen positivamente en una mejor recuperación de los pacientes afectados por Covid19.

 

Síguenos y estarás al día de nuestras publicaciones:

Fuente imagen: Pexels – Trang Doan

 

Publicado el 2 marzo 2021 en Aizea, Nutrición

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al enviar el comentario, acepto la Política de privacidad y las condiciones del Aviso legal de Aizea.es.

Back to Top