Suplementación deportiva: antiinflamatorios naturales y Coenzima Q10

Comparte este contenido:

Este mes de enero Aizea tuvo la oportunidad de asistir a las Jornadas de Deporte Profesional y Ubiquinol organizadas por la empresa 100% natural y destinadas a profesionales de la salud. He aquí un resumen de las Jornadas.

 

Los antiinflamatorios en deporte

 

Los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) no sólo están permitidos en la práctica deportiva profesional sino que  su consumo entre los deportistas es muy elevado, incluso abusivo. No es extraño encontrar incluso deportistas amateur que se toman un ibuprofeno antes de una media maratón y otro al terminar para tratar de prevenir lesiones derivadas de la inflamación de los tejidos. El planteamiento es claro, ¿por qué no tomar suplementos antiinflamatorios naturales en busca del mismo resultado?

Como ejemplo, se expuso que en un club de fútbol de alto rendimiento más del 90% de los recursos se destinan a la PREVENCIÓN DE LESIONES. Lo más importante para un club deportivo de este nivel es que sus jugadores estén el mayor tiempo disponibles, que no haya “absentismo laboral”. Aquí trabajan con una combinación de hidratos de carbono y proteínas tras el entrenamiento y con antiinflamatorios pero naturales (cúrcuma, boswellia y omega 3) que generan menos efectos secundarios en los deportistas que los AINEs.

 

No son todo ventajas

 

Aunque los extractos a base de plantas presentan menos efectos secundarios, también hay que mirar la otra cara de la moneda. Los productos a base de extractos naturales no actúan de forma inmediata. Por tanto se plantea que para la prevención de lesiones musculares derivadas de la inflamación se establezca un protocolo de suplementación con antiinflamatorios naturales más a largo plazo (durante meses).
Otro de los inconvenientes es el bajo grado de biodisponibilidad de algunos de los extractos, como es el caso de los curcumoides de la cúrcuma por ello es esencial buscar marcas de complementos que trabajen con las últimas tecnologías e innovaciones para asegurar que los productos presentan una absorción mejorada y una mayor estabilidad en el tracto gastrointestinal.

 

 

Coenzima Q10 en deporte de alto rendimiento

 

La Coenzima Q10 (CoQ10) es una sustancia naturalmente presente en el cuerpo humano de naturaleza liposoluble. En el organismo se encuentra en forma de ubiquinol (que es transparente), es decir, la forma reducida de la ubiquinona (que es de color amarillo). El ubiquinol es la molécula idéntica a la que tenemos en el cuerpo, en concreto en las membranas de las mitocondrias de las células y cuyas funciones principales son: facilitar la síntesis de ATP (energía necesaria en deporte), antioxidante y síntesis de ADN celular (la CoQ10 ayuda a reparar el genoma de las células, en concreto repara uno de los “ladrillos” del ADN, el nucleótido pirimidina). Además interviene en la beta-oxidación de las grasas, una de las mejores fuentes de energía de las que “tirar” en la práctica deportiva.

Por su naturaleza liposoluble, la CoQ10 viaja unida a diferentes lipoproteínas en el cuerpo humano, en especial al LDL, manteniendo este “reducido” por su acción antioxidante. Por esta razón también se le atribuyen beneficios en la prevención cardiovascular, porque no sólo es un factor de riesgo tener el LDL elevado sino, y más aún, que este LDL esté oxidado.
Un estudio llevado a cabo para comprobar el efecto de la suplementación con ubiquinol sobre jugadores de fútbol reveló:

  • La suplementación con ubiquinol no produce efectos perjudiciales para deportistas de élite en plena competición. Dosis de 100 mg de Ubiquinol al día durante los meses de jornada, de septiembre a junio.
  • Existe una relación inversa entre los niveles de CoQ10 en plasma y la liberación de citoquinas indicativa de daño muscular en fase media de la competición de fútbol.
  • Existe una relación inversa entre los niveles de CoQ10 en plasma y los niveles de cortisol durante la fase media de la competición.
  • Existe una relación directa entre los niveles de CoQ10 en plasma y la capacidad aeróbica de los jugadores, determinada por velocidad media y distancia cubierta durante los partidos de fútbol

Conclusión final: El estudio sugiere que a mayor concentración de CoQ10 en plasma obtenemos mayor capacidad física y menor daño muscular. Parece que el ubiquinol puede actuar como un factor eficiente en la práctica profesional de fútbol. Esto se traduce en que los deportistas no sólo corren más deprisa y durante más tiempo (aumento del rendimiento) sino que los músculos sufren menos. Cuando hay niveles bajos de CoQ10 los marcadores de daño muscular están más altos.

Publicado el 24 enero 2018 en Aizea, complementos alimenticios, Deporte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al enviar el comentario, acepto la Política de privacidad y las condiciones del Aviso legal de Aizea.es.

Back to Top
  • wholesale mlb jerseys
  • wholesale mls jerseys
  • cheap jerseys
  • wholesale jerseys