Sistema de defensa alimentaria (FOOD DEFENSE)

Tras el atentado del 11 de septiembre en Nueva york, surgieron las preocupaciones por la posibilidad de introducir intencionadamente agentes biológicos, químicos o radiológicos en la cadena alimentaria y de esta manera en el consumidor final.

Es muy fácil dañar la actividad de una empresa agroalimentaria y provocar un perjuicio económico. Esta situación no solo puede estar alterada por terroristas, también por empleados insatisfechos o por la propia competencia.

Introducción a Food Defense

Se puede definir Food Defense como la protección de los productos alimenticios contra el adulterado intencionado por agentes biológicos, químicos, físicos o radiactivos.

Una de las principales consecuencias de la implantación de los protocolos Food Defense por parte de la FDA (Food and Drugs Administration) para autorizar la importación de productos alimentarios a territorio de los EE.UU, es que las empresas agroalimentarias europeas que quieran exportar productos  a los Estados Unidos tienen que cumplir la normativa del Gobierno de los EE.UU. en materia de Food Defense.

Las nuevas versiones de las normas IFS y BRC, sobre la gestión de la Seguridad alimentaria introducen en sus requisitos la elaboración y documentación de un Plan Food Defense.

La definición de un Plan Food Defense es el procedimiento para la gestión de una crisis alimentaria. A raíz de las nuevas versiones de las Normas IFS y BRC y ante la obligación del aseguramiento de la Defensa Alimentaria y la seguridad de los productos alimenticios en las instalaciones, numerosas empresas se encuentran en la obligación de proceder al desarrollo e implantación de un adecuado Sistema de Defensa Alimentaria (Food Defense). De esta manera se puede garantizar el cumplimiento de los requisitos establecidos en dicha normas.

¿Cómo implantar un plan Food Defense?

El concepto de Food Defense tiene un enfoque preventivo, sugiere el empleo de diferentes herramientas y consideraciones para evitar un acto de sabotaje, tratando de localizar los puntos sensibles o más vulnerables en una instalación, así como los que causen mayor impacto.

No hay que confundir “Food Defense” con “Seguridad alimentaria”, el objetivo de un sistema APPCC de seguridad alimentaria es identificar los peligros físicos, químicos y biológicos no intencionados para la seguridad alimentaria.

El objetivo del “Food Defense” es identificar, mitigar y vigilar posibles fuentes de contaminación intencionada de los alimentos.

Las principales etapas para la implantación del Plan Food Defense son:

1. Evaluación de defensa alimentaria: Comienza con la designación de una persona responsable que deberá responder a las preguntas de la evaluación, en temas de: Seguridad exterior/interior/de personal/de llegadas.

2. Preparar un plan de defensa:
– Deberá realizarse y documentar un análisis de peligros y una evaluación de riesgos asociados para “Food Defense”.
– Se identificarán áreas críticas para la seguridad en base a este análisis de peligros y evaluación de riesgos asociados, considerando los requisitos legales aplicables.

3. Poner en práctica el plan de defensa: Con revisiones periódicas para comprobar que el plan es funcional y actualizado.

Conclusiones

Aspectos tan importantes como garantizar la inocuidad del proceso o producto final, deben ser la prioridad máxima de cualquier empresa o institución relacionada y en definitiva los planes de Food Defense no son una alternativa o una elección; se han convertido en una necesidad obligada.

Desde Aizea podemos contribuir en la evaluación, elaboración y puesta en marcha de un Plan Food Defense para su organización.

Comparte:

Publicado el 27 marzo 2018 en Aizea, Seguridad alimentaria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al enviar el comentario, acepto la Política de privacidad y las condiciones del Aviso legal de Aizea.net.

Back to Top
  • wholesale mlb jerseys
  • wholesale mls jerseys
  • cheap jerseys
  • wholesale jerseys