La cereza, antioxidante estrella de la primavera

Esta fruta es apreciada tanto por su sabor como por su facilidad a la hora de ser consumida pero a esto debemos añadir otra propiedad: los grandes beneficios que nos puede aportar desde el punto de vista nutricional que hacen única a esta fruta en diversos aspectos.

 

¿Qué es exactamente la cereza?

La cereza es la fruta del cerezo, un árbol de la familia de las rosáceas originaria de la región del Asia Menor. Parece que su nombre deriva de la ciudad griega de Kerasos, situada en la costa del Mar Negro y que se introdujo en Europa durante la época del imperio romano de la mano del general romano Lúculo tras una campaña militar en esa zona.

Las cerezas son drupas (fruto carnoso de forma redondeada que tiene en su interior una única semilla envuelta en una capa leñosa dura o hueso). Existen muchas variedades de cerezas pero las principales son: las cerezas dulces, las cerezas ácidas o guindas y las cerezas duke (mezcla de las dos anteriores).

 

¿Cuándo están en su mejor momento?

Es una fruta que está a caballo entre la primavera y el verano, puesto que su fase de recolección va desde mayo a julio aunque hay algunas variedades que se recolectan en abril. Las cerezas no maduran fuera del árbol, por lo que hay que recogerlas cuando están maduras. En España son famosas las cerezas del valle del Jerte, tanto por el sabor de las cerezas como por la belleza que adquiere el valle en la época de floración.

 

Propiedades nutricionales

Esta fruta parece especialmente diseñada por la naturaleza para esta época del año ya que es una fruta con bajo aporte calórico (50 gramos de cerezas aportan 24 calorías) y con una elevada cantidad de agua.

Su color, rojo intenso, nos da una pista de otra de sus cualidades más apreciadas; es un potente antioxidante que entre otras propiedades ayuda a nuestro organismo en el cuidado de la piel contrarrestando el envejecimiento prematuro provocado por los rayos del sol. Su consumo diario puede venir muy bien para preparar nuestra piel para la campaña de verano. Su gran poder antioxidante no ha pasado inadvertida para el sector de los complementos alimenticios, por lo que podemos encontrar muchos productos con esta fruta como principal ingrediente.

Su contenido en fibra ha sido apreciado desde la antigüedad, ya los griegos utilizaban la cereza por sus efectos depurativos (sus tallos, en concreto, tienen efecto diurético).

Fuente de ácido fólico; 150 gramos de estas frutas proporciona 50 microgramos de ácido fólico. Un pequeño truco; se puede potenciar su efecto mezclado con zumo de naranja y fresas.

 

La cereza como recuperadora

Pero las propiedades de la cereza no terminan con los anteriormente mencionados, en el mundo del deporte también empieza a ser tenida en cuenta. Su contenido en potasio, magnesio y antioxidantes hace que cada vez más se utilice esta fruta como recuperadora muscular, tras una sesión de entrenamiento, por parte de los deportistas.

 

Así que, tanto porque hacemos deporte como porque preparamos nuestro cuerpo para el verano, aprovechemos esta estación en que las cerezas están en su punto.

 

Publicado el 25 mayo 2017 en Alimentación saludable, Nutrición

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al enviar el comentario, acepto la Política de privacidad y las condiciones del Aviso legal de Aizea.net.

Back to Top
  • wholesale mlb jerseys
  • wholesale mls jerseys
  • cheap jerseys
  • wholesale jerseys