Dulces navideños sí, pero con moderación

Llegan los turrones, mazapanes, polvorones y demás dulces navideños a los hogares españoles. A pesar de ser conscientes de que su contenido en azúcares es elevado, ¿conocemos realmente las Calorías de un polvorón o de un trozo de turrón?

 

Ingredientes de los dulces navideños

 
Para elaborar un polvorón se usa manteca de cerdo, por lo que además de los azúcares simples que contiene hay que tener en cuenta su aporte de grasas saturadas y colesterol, dos nutrientes, que en exceso, están directamente relacionados con enfermedades cardiovasculares. Además, el polvorón adiciona harina en su receta por lo que las personas con celiaquía no podrán consumir este producto.
El mazapán por su parte, siempre que sea de buena calidad (los hay que adicionan féculas) no aporta gluten ya que está elaborado a base de almendras y azúcar. Por esta razón el perfil de grasas se considera más cardiosaludable ya que las almendras son frutos secos, ricos en ácidos grasos poliinsaturados.

 

En cuanto a los turrones es difícil definir un listado de ingredientes concretos (aparte del azúcar, claro) ya que existen múltiples variedades (de Jijona, de chocolate, de coco, de nata y nueces, con fruta escarchada…) y cada año parece que sale un “sabor” nuevo. Si nos centramos en los más típicos, el turrón de Alicante y el de Jijona, ambos están elaborados con miel, azúcar, clara de huevo y almendra por lo que al igual que en el caso de los mazapanes el perfil lipídico mayoritario es de ácidos grasos poliinsaturados.

 

Calorías de los dulces navideños

 
Al margen de los diferentes ingredientes empleados, todos estos dulces navideños se consideran alimentos energéticos, con un elevado aporte de calorías. De media, todos ellos aportan unas 440-470 Kcal/ 100 g de producto por lo que la recomendación es consumirlos con moderación. Más teniendo en cuenta todo lo que habitualmente hemos ingerido antes de que llegue el postre (embutidos, canapés, asados, alcohol…)
Para conocer la cantidad exacta de calorías, grasas y azúcares que aporta cada tipo de dulce navideño basta con dirigirse al etiquetado de cada producto en el que encontraremos las cantidades de azúcares y grasas, expresados por cada 100 gramos de alimento.

 

Conclusión

 
La Navidad es una época de celebraciones y de tradiciones donde es evidente que no van a faltar este tipo de dulces que sí se pueden consumir (lo ideal es que sólo en los días más señalados de las fiestas) pero en porciones pequeñas y siempre con moderación.

 

http://www.turronesydulces.com/
Tabla de composición de alimentos. Mataix et al. Editorial Universidad de Granada (edición, 2013)

Publicado el 15 diciembre 2016 en Etiquetado, Nutrición

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al enviar el comentario, acepto la Política de privacidad y las condiciones del Aviso legal de Aizea.net.

Back to Top
  • wholesale mlb jerseys
  • wholesale mls jerseys
  • cheap jerseys
  • wholesale jerseys