Consumir pescado pero con seguridad

Tras el último revuelo producido en la opinión pública y causado por un programa de televisión, en el que se describían los métodos de cría de un pescado tan conocido y utilizado en nuestro país como el panga, se han ido produciendo movimientos en diversos sectores del mercado de la alimentación. Empresas de cátering y cadenas de distribución de alimentos están retirando este tipo de pescado de su oferta habitual. Pero en algunos casos dicha retirada también se ha hecho extensiva a otras especies como la tilapia o el salmón.

Llegados a este punto es bueno el recordar cuáles son las recomendaciones de consumo del pescado de otros tipos de pescado que son susceptibles de presentar contaminación por metales pesados.

 

El pescado debe estar presente en nuestra dieta

Los pescados son una buena fuente de proteínas de alta calidad, vitamina D, yodo y son muy ricos en ácidos grasos poliinsaturados omega-3, especialmente los pescados azules. A esto hay que añadir que las proteínas del pescado son de una digestibilidad muy elevada y se digieren fácilmente.

Por tanto, el pescado es nutritivo y necesario en una alimentación saludable pero, debido a la contaminación de nuestros mares, algunas especies contienen altos niveles de metales pesados (mercurio, cadmio, plomo, arsénico y estaño), tóxicos para la salud y peligrosos para ciertos grupos de población como embarazadas y niños pequeños. No todos los tipos de pescado entrañan riesgos, por tanto es necesario conocer las especies que presentan mayor contenido en metales pesados para, sin desterrarlos completamente de nuestra dieta diaria, poder realizar un consumo más esporádico.

 

Tipos de pescado que presentan mayores riesgos de contaminación

Debido a la contaminación medioambiental, los peces van acumulando mercurio en su organismo a lo largo de su vida y esto ocurre especialmente en aquellas especies de gran tamaño. A ello hay que añadir que muchos de estos peces suelen ser migratorios, por lo que a pesar de haber sido capturados en aguas “limpias” no es posible afirmar que los mismos no hayan estado expuestos en otro tipo de aguas más contaminadas.

 

Recomendaciones de la AECOSAN

Como se ha comentado, existen dos grupos de riesgo que deben minimizar el consumo de este tipo de pescados. La AECOSAN (Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición) recomienda las siguientes ingestas:

1.- Mujeres en edad fértil, embarazadas o en período de lactancia y niños menores de 3 años, deben evitar el consumo de:
– Pez espada
– Tiburón
– Atún rojo
– Lucio

2.- Niños de 3-12 años: con respecto a las anteriores especies deben limitar su consumo a 50 gr/semana ó 100 gr/2 semanas (no consumir ningún otro de los pescados de esta categoría en la misma semana).

 

¿En el propio pescado podría estar la solución?

Un estudio publicado en la revista American Journal of Clinical Nutrition, parece concluir que los ácidos grasos omega 3 podrían contrarrestar los efectos adversos del mercurio. Lo extenso del estudio, que ha analizado la exposición al mercurio procedente del consumo de pescado en 1.535 mujeres embarazadas de Seychelles, seleccionadas a lo largo de 30 años, y en sus hijos hasta los 20 meses de edad, hace replantear las recomendaciones seguidas hasta ahora al respecto. No obstante se considera necesario realizar nuevos estudios al respecto antes de modificar las pautas antes señaladas.

 

En conclusión

Desde un punto de vista de beneficio-riesgo la AECOSAN considera que el pescado es, dentro de alimentación saludable, una parte importante de la dieta. Esto se debe, básicamente, a la calidad de su proteína y su grasa, con aminoácidos esenciales en cantidad más que adecuada, escasa cantidad de grasas saturadas y una importante proporción de ácidos grasos omega 3 y de vitaminas A, D, E, B6 y B12.
Así que como se ha comentado, debemos mantener el pescado en nuestra dieta y tener la precaución de consumir puntualmente aquellas especies que pueden conllevar más riesgo.

 

 

Prenatal exposure to methyl mercury from fish consumption and polyunsaturated fatty acids: associations with child development at 20 mo of age in an observational study in the Republic of Seychelles. (ajcn.nutrition.org)
http://www.aecosan.msssi.gob.es/AECOSAN/web/para_el_consumidor/ampliacion/mercurio_pescado.htm

Publicado el 22 marzo 2017 en Alimentación saludable, Nutrición, Seguridad alimentaria

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al enviar el comentario, acepto la Política de privacidad y las condiciones del Aviso legal de Aizea.net.

Back to Top
  • wholesale mlb jerseys
  • wholesale mls jerseys
  • cheap jerseys
  • wholesale jerseys