Bioestimulantes agrícolas

Comparte este contenido:

Dentro de la producción agrícola este es un término cada vez más utilizado. Ante un aumento de la población mundial que la ONU estima de 8.500 millones de personas para el año 2030 y de 9.700 en 2050 (actualmente se calcula que rondamos los 7.300 millones) que implicará una mayor demanda de productos así como la exigencia del consumidor que busca alimentos saludables, sostenibles en su producción y a precios razonables, la utilización de este tipo de productos parece que irá en aumento.

 

¿Que son los bioestimulantes?

Se pueden definir como las sustancias y/o microorganismos cuya función es promover procesos naturales para mejorar la incorporación de nutrientes en la planta, incrementar la eficiencia de los nutrientes y calidad del cultivo, así como el metabolismo de la planta, lo que le otorga a esta mayor tolerancia a factores externos como la temperatura, la luz, el agua/sequía, etc.. Los bioestimulantes favorecen el crecimiento y el desarrollo de las plantas durante todo el ciclo de vida del cultivo, desde la germinación hasta la madurez de las plantas.

 

Bioestimulantes versus fertilizantes

Los bioestimulantes, a diferencia de los fertilizantes tradicionales, actúan sobre el vigor de las plantas y no tienen ninguna acción directa contra plagas o enfermedades. La bioestimulación de las plantas es, por tanto, complementaria a la utilización de fertilizantes y productos fitosanitarios. No obstante las compañías de fertilizantes están llevando a cabo importantes inversiones en esta materia por el gran potencial que tienen debido a que este tipo de sustancias, a priori, son biodegradables, respetuosas con la fauna y no añaden elementos tóxicos. Todo ello muy en la línea de la sostenibilidad, seguridad y respeto al medio ambiente.

 

Legislación

Dada la novedad de este tipo de productos no existía una legilación específica aplicable, tanto a nivel europeo como nacional existían diversas regulaciones que afectaban a este tipo de productos y que dejaban una regulación un tanto compleja. Un paso positivo en materia de legislación ha supuesto el Real Decreto 999/2017 de 24 de noviembre, que modifica el Real Decreto 506/2013 sobre fertilizantes, y que contempla este tipo de productos.

 

Bibliografía

https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2017-14332

Publicado el 19 julio 2018 en Aizea, Alimentación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al enviar el comentario, acepto la Política de privacidad y las condiciones del Aviso legal de Aizea.es.

Back to Top